¡NO ES BROMA! Tomar pozol quita la cruda

¿Quién diría que todo el esfuerzo que hacía tu mamá por obligarte a beber pozol de niño tendría frutos?

Por increíble que parezca tomar este rico manjar de dioses tiene grandes beneficios para ti, y antes de que salgas con el típico mame de que eres tabasqueño pero NO tomas pozol, déjame decirte que la chupes y la chupes dura, apuesto a que tu mamá pisa, si de morrito no te daba de tomar un vaso de pozol. Así que no te hagas de la boca chiquita, mamador.


Esta bebida de origen prehispánico tiene increíbles beneficios para tí que ni sabias, acá te los enlisto:

-Bajar de peso: Pues de acuerdo a su densidad espesa además de calmar la sed, quita el hambre lo que a la postre te limitaría a tragar pinche panzón y disminuir un poco tu gordura mórbida.

-Tiene penicilina: No soy doctor de la UJAT, pero sé que funciona como antibiótico.

-Ayuda a cagar mejor: Pues hace paro para mejorar la flora intestinal, así como cuando tomas café de Oxxo.

Y bien, pues hay un chingo de otros beneficios intrascendentes que la verdad me valen kilos, bueno no, hectáreas de verga.

Pero el más importante y por el cual entraste a leer esta nota es…

QUITA LA CRUDA

Y no, no es fake. Pues sus componentes naturales ayudan a disminuir la famosa cruda, por lo que, si tuviste una noche desenfrenada de mujerzuelas, juegos de azar y alcohol no habrá mejor cura que un rico y fresco vaso de pozol, que Barbacoa Monroy ni que la vgg.