Morro de la UVM es bateado en Altabrisa

Hay días buenos y hay días malos, pero para este joven tabasqueño este día seguro estuvo de la verga…

Lugares para declararte a tu crush hay muchos, una romántica cena en City Center, con una manta gigante en La Choca, en fin. Hay más de mil formas de hacerlo, hasta por WhatsApp si quieres ser básico y conciso.

Pero un morrito de la prepa de la Universidad del Valle de México (UVM) universidad fifí por cierto, bueno no más que la UAG, decidió declararle su amor a una morrita en un lugar mero discreto, donde casi no hay gente en los pasillos, ni personas caminando con su celular en la mano listas para capturar alguna desgracia. Así es, estamos hablando de Plaza Altabrisa.

Una plaza que pese a su joven edad ha sido sobreviviente de incendios e inundaciones, y testigo de decepciones amorosas y de sanchos.

Ahí el protagonista de esta nota decidió cerrar su lazo sentimental con su pretendienta (no sé si así se escribe, pero me vale verga), para esto compró uno de esos famosos globos de helio de los que cuestan casi 500 varos, que tenía una leyenda que se alcanza a leer la frase con la cual se cierra el compromiso: “¿Quieres ser mi novia?”

La respuesta fue negativa (al menos eso creo) ya que el chavo se veía cabizbajo, triste y no sabía qué hacer con el puto globo. Nuestro saldado había caído…

Aunque eso sí, bien merecido. Morro, que compres un globo súper caro y que le declares tus intenciones a la chava en una plaza comercial no quiere decir que te va a decir que SI, inclusive eso es un tipo de chantaje emocional, seguro tu lógica fue: “Me le voy a declarar en pinche Altabrisa para que no me diga que no”.

No mamen, no hagan esas mamadas. Por eso es que cuando los batean se hacen las víctimas. Y morras, tampoco se mamen, si les compró un globo mínimo regalen un faje. Bueno no lo sé, tu dime…