Tabasqueña le pincha el condón a su novio para quedar embarazada

Chicas vemos, vaginas toxicas no sabemos… O esperen ¿Cómo era?

En el mundo hay gente bruta y astuta, vírgenes y prostitutas, ricos, pobres y clase media, cosas bonitas y un par de tragedias, pero no hay nadie como esta hija de put4 que acabó con la vida de su novio.

No diré quienes son porque no soy sapo, así que usaré nombres “ficticios” para contarles esta triste historia.

María Belén era una niña que había llegado a la tierra para hacer el bien, sin embargo, luego de sufrir el divorcio de sus padres a temprana edad su personalidad cambió y siempre buscaba de alguna forma llamar la atención de todo el mundo. Eventualmente creció, y viviendo en la casa de sus abuelos estudió la prepa donde conoció a la víctima de esta nota.

Alvaro (como se llama este pobre diablo) creció en un ambiente familiar, el Xbox 360 fue su juguete favorito de la infancia, curso toda la primaria en el Jean Piaget, hasta coincidir con María Belén en el Cobatab plantel 01.

Se conocieron en 3er semestre y comenzaron su noviazgo, como cualquier pareja a esa edad la calentura y las ganas no faltaban, pero si el lugar.

Hasta que, en una mañana soleada, por cierto, los abuelos de María Belén salieron a cobrar su pensión a Banco Azteca. Tenían la casa sola, el momento por fin había llegado.

Pese a ser «virgen» María Belén se comportó como toda una zorrita en la cama, al menos eso dice Alvaro. Quien, por cierto, acabó dentro de su estrecha y cálida vagina.

Sin embargo, todo inexperto no había llevado condones, por lo que María Belén le tuvo que dar uno que tenía. Ahí sin darse cuenta clavo su propia tumba. Pues la muy zorra le había pinchado el condón con un alfiler de la costura de su abuela para perforarlo y así llevar a cabo un embarazo no deseado, al menos por parte de Alvaro.

La joven pareja se tuvo que juntar (ya ven que ahora ni se casan), eventualmente nació Nachito, el hijo de ambos.

Alvaro me contactó y confesó su triste historia, además agrega que él supo que le pincharon el condón hasta 5 años después, cuando descubrió a María Belén siéndole infiel con su propio primo, en la misma cama donde ambos habían perdido su virginidad.

Cargando...